Comprar inmuebles a construir puede bajar aproximadamente un 30% el costo.

Los boletos de compraventa de viviendas en proceso de construcción ya pueden ser inscriptos en el Registro de la Propiedad Inmueble de la ciudad de Buenos Aires. Esta medida, anunciada la semana pasada por el Gobierno a través de un decreto, permite que los bancos  y desarrolladores inmobiliarios puedan financiar desde el pozo los inmuebles a construir.

“Acceder a una vivienda desde el pozo puede costar un 30% menos que una ya terminada. Pero es un mercado que hoy no existe para los sectores medios. Hoy es un producto caro destinado a otros sectores“, explicó a  Infobae, Iván Kerr, secretario de Vivienda. “La construcción está apuntada a un segmento muy alto y las empresas desarrolladoras argumentan que no hay una financiación intermedia cuando aun no está hecha la subdivisión de las propiedades“, agregó.

 Con el cambio en los requisitos para la inscripción de viviendas, se podrán inscribir boletos de compraventa de “futuras unidades funcionales”

Ahora, con el cambio en los requisitos, se podrán registrar los boletos de compraventa de “futuras unidades funcionales”  —viviendas aun no construidas—una vez que se haya pagado como mínimo el 25% del valor total del inmueble a construir. El trámite de registro se realizará de forma online.

Este boleto de compraventa registrable será objeto de garantía de crédito. Por eso, en el Gobierno esperan que los bancos públicos, en primer lugar, y luego los privados comiencen a ofrecer opciones de créditos similares a los hipotecarios para las personas que quieran comprar una propiedad “desde el pozo”.

“Esos créditos se convertirán en créditos hipotecarios, en una hipoteca. Hasta ahora los bancos no lo hacían, porque no se querían quedar, por ejemplo, con un barrio entero a terminar. Este cambio permite que cada comprador le deba al banco su crédito“, detalló Kerr.

Desde el año pasado, con la publicación de la Comunicación 6250 del Banco Central, los bancos ya habían quedado habilitados para tomar boletos de compraventa y participaciones en fideicomisos como garantías de financiamiento. Pero, según advirtió el secretario de Vivienda, “no se animaban”.

 El decreto sobre la inscripción de los boletos de compraventa en el registro aplica solo a la ciudad de Buenos Aires

El decreto sobre la inscripción de los boletos de compraventa en el registro aplica solo a la ciudad de Buenos Aires porque es el único registro que depende del Estado Nacional, pero Kerr adelantó que la idea es “marcar la cancha” y que están trabajando con los registros de las provincias de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe para que también adopten el registro de boleto de compraventa.

“Según los datos del censo 2010, el 25% de la población está en situación de déficil habitacional. De ese total, un 60% son de ingresos bajos y un 40% de segmentos medios. La construcción hoy está muy apuntada a los segmentos altos y la idea de esta medida es que se vaya también a los segmentos medios, donde está la necesidad de vivienda. Además, se descalza de la venta en dólares“, destacó Kerr. El funcionario señaló que la medida fue una de las que surgió de los encuentros de la mesa sectorial de la construcción, donde también se impulsó la exención de impuestos para los desarrolladores inmobiliarios.